Dec 11, 2017

Noviembre 2017

 

Finlandia y su firme apuesta por la energía nuclear

En 2018, Finlandia incluirá en su legislación la eliminación gradual del carbón y elevará los impuestos a esta tecnología, a la vez que aumentará su capacidad nuclear con dos nuevos reactores. Así lo ha comunicado Riku Huttunen, Director general del Ministerio de Asuntos Exteriores y Empleo de Finlandia.

En palabras de Huttunen, la estrategia actual es eliminar el carbón con miras al horizonte de 2030 y que el proceso comience a legislarse en 2018. Según el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Finlandia depende en gran medida de combustibles fósiles importados (carbón, petróleo y gas). El carbón produce aproximadamente el 10% del consumo energético del país. Para llenar el hueco que deje el carbón, Finlandia tendrá que aumentar la cantidad de energía producida con otras fuentes. La energía nuclear podría encargarse de cubrir este hueco con dos nuevos reactores. La unidad 3 en el emplazamiento de Olkiluoto, un reactor de tipo EPR actualmente en construcción y que está previsto entre en operación en 2018, sumado a una nueva unidad, Hanhikivi 1, que podría entrar en funcionamiento en 2024.

Finlandia quiere aumentar su seguridad energética y depender menos de las importaciones. Aproximadamente el 70% del carbón y el 100% del gas que consume lo importa de Rusia. Según datos del OIEA, las cuatro unidades nucleares con las que Finlandia cuenta actualmente en los emplazamientos de Olkiluoto y Loviisa aportaron casi el 34% de la producción eléctrica en 2016.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros productos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que das tu consentimiento a nuestra Política de cookies.

  Aceptar Política de cookies.