May 22, 2018

El freno nuclear alemán pasa factura al medio ambiente

La política de transición energética Energiewende para reducir la energía nuclear en Alemania ha empeorado las cosas en lo que respecta al clima, ya que al ir eliminando la capacidad nuclear, que no emite carbono, aumenta la dependencia de los combustibles fósiles durante décadas. Esta es la conclusión del informe European Climate Leadership Report 2017, Measuring the Metrics that Matter.

Este documento ha sido publicado por la organización Energy for Humanity durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio climático de las Naciones Unidas (COP 23) celebrada en Alemania. El informe indica que Alemania, el país anfitrión de la COP 23, es el "peor infractor" de la política europea de reducción de gases de efecto invernadero.

Informe Energy for HumanitySegún este informe, Alemania es "el mayor emisor" y produce el 18,3% del total de gases de efecto invernadero de la Unión Europea. Alemania no está descarbonizando su red eléctrica con la rapidez que lo hacen otros países, y al exportar electricidad generada con combustibles fósiles contribuye al aumento de la intensidad de CO2 del consumo eléctrico de sus países vecinos. El informe también indica que los líderes climáticos son países con recursos de energía hidráulica y políticas sólidas a favor de la energía nuclear junto a las renovables.

Energy for Humanity opina que "Alemania no merece su reputación como líder en la lucha contra el cambio climático. Por el contrario, Francia, tras su decisión de no forzar el cierre acelerado de su parque nuclear, seguramente seguirá siendo uno de los países más descarbonizados". El Reino Unido, añade la organización, "ha demostrado que un progreso climático real es posible con una política que apoye las fuentes bajas en carbono como las renovables y la nuclear".

Los países que dependen en gran medida del carbón están en los últimos puestos del ranking de liderazgo climático que presenta el informe. A causa del cierre prematuro de sus centrales nucleares, según el informe, Alemania "está fallando a la hora de alcanzar su meta de reducción de emisiones antes de 2020, y actualmente no hay indicadores de que la situación mejore en el futuro. El Energiewende ha obligado a Alemania a depender del carbón a largo plazo".

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros productos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que das tu consentimiento a nuestra Política de cookies.

  Aceptar Política de cookies.