Dec 09, 2016

Energía Nuclear en España

Instalaciones nucleares:

España cuenta con instalaciones nucleares que cubren el ciclo de combustible completo: ocho reactores nucleares Almaraz I y II (Cáceres), Ascó I y II (Tarragona), Cofrentes (Valencia), Santa María de Garoña (Burgos), Trillo (Guadalajara) y Vandellós II (Tarragona), una fábrica de combustible nuclear de Juzbado (Salamanca) y un centro de almacenamiento de residuos radiactivos de baja y media actividad en El Cabril (Córdoba).

Está previsto que España cuente con un Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares de alta actividad en el municipio de Villar de Cañas (Cuenca), que almacenará todo el combustible nuclear gastado del país en un único emplazamiento. Hasta que el ATC esté operativo, el combustible gastado se encuentra perfectamente vigilado, controlado y almacenado en las propias centrales nucleares. La gestión de los residuos radiactivos que se producen en España, así como el desmantelamiento de las instalaciones nucleares corre a cargo de la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa).  

Junto con las instalaciones nucleares, España cuenta con una industria capacitada, experta y tecnológica que no sólo apoya la mejor operación de las centrales nucleares españolas, sino que exporta sus productos y servicios y está presente en todo el ciclo nuclear en más de 40 países. 

Reactores en operación:

En 2015, la energía nuclear ha ocupado el primer puesto, en el Sistema Eléctrico español, al haber producido el 20,34% de la producción eléctrica bruta, con los siete reactores nucleares actualmente operativos. Al igual que en 2014, en 2015 la nuclear ha sido la fuente que más electricidad ha generado y la que más horas ha funcionado. Con una potencia instalada en 2015 de 7.864,7 MW, el 7,26% del total, los siete reactores operativos actualmente en España resultan esenciales para la estabilidad del sistema eléctrico al estar siempre disponibles (24 horas 365 días al año). En 2015, los reactores nucleares españoles han funcionado 7.744 horas, el 88,4% del total. En la última década la energía nuclear viene aportando una quinta parte de la electricidad que consumimos de manera constante, sin intermitencias y libre de CO2

Centrales nucleares Espana

(*) La autorización de explotación de la central nuclear de Santa María de Garoña expiró el 6 de julio de 2013. El 27 de mayo de 2014 Nuclenor solicitó la renovación de la autorización de explotación.
(**) Nuclenor está participada por Endesa 50% e Ibedrola 50%.

Santa María de Garoña:

La central de Santa María de Garoña se encuentra parada desde el 16 de diciembre de 2012, y desde el 6 de julio de 2013 en situación administrativa de cese de actividad por razones ajenas a la seguridad nuclear y la protección radiológica.

Durante este tiempo, se ha mantenido la totalidad de la plantilla y se han continuado desarrollando las actividades necesarias para mantener la instalación en las mejores condiciones que garantizan su seguridad y su capacidad para volver a funcionar.

Centrales nucleares en desmantelamiento:

La central de Vandellós I cesó su actividad en 1989 y desde 2004 se encuentra en fase de latencia (periodo de espera de 25 años hasta que se realice el desmantelamiento completo). 

La central nuclear de José Cabrera, más conocida como Zorita, cesó su actividad el 30 de abril de 2006 y en la actualidad está en proceso de desmantelamiento. 

Otros emplazamientos

Junto con las centrales nucleares operativas y en desmantelamiento, España cuenta con otras instalaciones nucleares como la fábrica de elementos combustibles que la empresa Enusa Industria Avanzadas tiene en Juzbado, provincia de Salamanca.

Por otra parte, el almacenamiento de los residuos de muy baja, baja y media actividad que se producen en España se almacenan, controlan y vigilan en el Centro de almacenamiento de El Cabril, en la provincia de Córdoba. La Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa) se encarga de su gestión. En referencia a los residuos de alta actividad, se almacenan, de forma temporal, en las propias centrales nucleares, concretamente en piscinas especialmente diseñadas para ello. Si se produce la saturación de su capacidad de almacenamiento, se procede a almacenar el combustible gastado en un almacén temporal en seco, conocidos como ATI. En cualquier caso, España espera contar con un Almacén Temporal Centralizado (ATC) enVillar de Cañas, Cuenca. Es una instalación industrial diseñada para guardar en un únicolugar el combustible gastado y los residuos radiactivos de alta actividad que se producenen España.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros productos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que das tu consentimiento a nuestra Política de cookies.

  Aceptar Política de cookies.