Oct 20, 2017

Deloitte recomienda la operación a largo plazo de las centrales nucleares españolas

La consultora Deloitte ha presentado su informe "Un modelo energético sostenible para España en 2050. Recomendaciones de política energética para la transición", en el que se analizan los principales retos que ha de afrontar España en el ámbito de la energía.

informe deloitte

Los retos energéticos y ambientales centran en el establecimiento de un nuevo modelo que luche contra el cambio climático (reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero -GEI- entre un 80% y un 95% en 2050), la electrificación de la economía (sustituyendo el consumo de productos petrolíferos) y la implantación de medidas de eficiencia energética (con el objeto de reducir la intensidad energética final entre un 1,6% y un 2,2% anual).

En el informe "Un modelo energético sostenible para España en 2050. Recomendaciones de política energética para la transición" se analizan las opciones energéticas de futuro. El uso de la energía nuclear a largo plazo se presenta como una necesidad estratégica para el país, afirmándose que España "requerirá contar con todas las tecnologías y energías disponibles. Prescindir prematuramente de determinadas tecnologías o combustibles (por ejemplo, nuclear, carbón, productos petrolíferos o gas) entre hoy y 2030 significaría poner en riesgo la eficiencia económica de la transición o la seguridad de suministro".

De forma específica, para la energía nuclear se indica en el documento que "las centrales nucleares contribuyen a la mitigación del riesgo del cambio climático al generar electricidad libre de emisiones de gases de efecto invernadero. El cierre de los 7.800 MW actualmente instalados en España, en caso de no extender su vida más allá de los 40 años, supondría unas emisiones adicionales de alrededor de 170 millones de toneladas de CO2 hasta 2030 (equivalentes a la mitad de las emisiones totales de la economía española en 2013). Esta producción de base sería sustituida, en buena parte, por producción térmica convencional (en el momento en que se tendrían que empezar a cerrar las plantas nucleares, no habrá otras alternativas realistas para la producción en base). Esta sustitución podría suponer un incremento del precio del mercado diario de hasta 8-10 euros/MWh en el corto plazo".

El informe de Deloitte hace una serie de recomendaciones sobre la definición de objetivos y fiscalidad de CO2, sobre el sector del transporte, los sectores residencial, industrial y de servicios y sobre el sector eléctrico. En referencia a este último, recomienda la extensión de "la autorización de operación de las centrales nucleares hasta los 60 años en línea con otros países, asegurando un proceso de toma de decisión basado en la normativa aplicable y liderado por el Consejo de Seguridad Nuclear".

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros productos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que das tu consentimiento a nuestra Política de cookies.

  Aceptar Política de cookies.