La central nuclear Ascó II contrata a 900 trabajadores para su 26 ª recarga de combustible
05 de octubre, 2020

La central nuclear Ascó II contrata a 900 trabajadores para su 26 ª recarga de combustible

Se han iniciado los trabajos correspondientes a la 26ª recarga de combustible de la unidad II de la central nuclear Ascó, ubicada en Tarragona, intensificando todas las medidas de prevención para proteger a las personas frente al riesgo de contagio por Covid-19.

Cerca de 900 profesionales, mayoritariamente del entorno de la planta, se incorporarán a la plantilla habitual de la central en diferentes etapas de la recarga para llevar a cabo las actividades programadas.

900 trabajadores se suman a la plantilla de la central nuclear Ascó II para acometer las tareas programadas durante la recarga

Tal y como informa la empresa operadora de la planta, Asociación Nuclear Ascó-Vandellós II (ANAV), los trabajos de esta recarga de combustible han dado comienzo con el “necesario refuerzo de las medidas de prevención y protección ya establecidas para hacer frente al riesgo de contagio por Covid-19, con el doble objetivo de preservar la salud de las personas y la seguridad durante la parada”.

Algunas de las medidas que se aplicarán durante la 26ª recarga de combustible de Ascó II son normas específicas para trabajos en espacios reducidos, el refuerzo de la vigilancia en los accesos, el establecimiento de turnos de trabajo escalonados o la realización de pruebas médicas para evitar que puedan acceder a la central casos positivos por Covid-19.

Trabajos de recarga de combustible en central nuclear
Trabajos de recarga de combustible en una central nuclear. Foto de archivo

Un total de 8.000 órdenes de trabajo y 29 modificaciones de diseño están planificadas durante esta parada para recarga con el fin de preparar a la planta para el próximo ciclo y para una operación a largo plazo segura y fiable. Además de la renovación de 64 de los 157 elementos combustibles que conforman el núcleo del reactor, se llevarán a cabo otras tareas como la implantación definitiva del nuevo sistema de manejo del combustible o el escaneado digital del edificio de contención.

Una vez finalizados los trabajos correspondientes a la 26ª recarga de combustible, la central nuclear Ascó II volverá a conectarse a la red para continuar con su función como infraestructura crítica de servicios esenciales en la garantía del suministro eléctrico.