La fusión nuclear, un futuro cada vez más presente
04 de agosto, 2020

La fusión nuclear, un futuro cada vez más presente

El reactor experimental de fusión Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER por sus siglas en inglés) ubicado en Cadarache, al sur de Francia, ha pasado a una nueva fase en su desarrollo con el inicio de su ensamblaje.

El ITER, que se puede considerar el mayor proyecto científico de investigación energética del mundo y en el que participan siete socios (Unión Europea, Japón, Rusia, India, Estados Unidos, China y Corea del Sur), pretende determinar la viabilidad tecnológica y económica de la fusión nuclear por confinamiento magnético para la generación eléctrica, como fase previa a la construcción de una instalación de demostración comercial.

El ITER, proyecto científico en el que participan 35 países, pretende demostrar que es posible obtener energía mediante fusión nuclear, al igual que en el Sol o en las estrellas

Durante la ceremonia celebrada en las instalaciones francesas, el presidente francés, Emmanuel Macron aseguró, tal y como recoge la agencia EFE, que “ITER es una proeza científica”, y que si los resultados de la experimentación que se efectuará en los próximos años son concluyentes “la energía nuclear puede ser todavía más un sector de futuro”.

Emmanuel Macron, presidente de Francia: "La energía nuclear puede ser todavía más un sector de futuro"

Por su parte, el director general de ITER, Bernard Bigot, afirmó que “si la fusión nuclear se universaliza, junto con las energías renovables, ayudaría a reducir las emisiones de efecto invernadero “.

ITER
Imagen de archivo de ITER

En los últimos meses, explicó Bigot, en la preparación del ensamblaje del dispositivo han estado llegando a Francia componentes procedentes de diferentes lugares del mundo y han participado más de 20.000 trabajadores.

Los trabajos en el ITER comenzaron en septiembre de 2014 cuando llegaron al emplazamiento los primeros equipos. Está previsto que la fase de ensamblaje recién iniciada se prolongue hasta diciembre de 2025. Será entonces cuando los científicos e ingenieros que trabajan en el proyecto verificarán el funcionamiento de esta máquina experimental gigante que producirá unos 500 megavatios.