Central nuclear de José Cabrera
Energía nuclear en España

Central nuclear de José Cabrera

ConceptoDatos
Localización19118 Almonacid de Zorita (Guadalajara)
Puesta en marchaJulio de 1968
Cierre30 de abril 2006
Estado actualEn proceso de desmantelamiento

José Cabrera, también conocida como Zorita, es una central localizada en la provincia de Guadalajara y que se encuentra actualmente en desmantelamiento. Fue un hito tecnológico al tratarse de la primera central nuclear española. Desde sus inicios, operó con la máxima garantía de seguridad respetando y cuidando su entorno y siempre, y al igual que todas las centrales nucleares, bajo la supervisión del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

La construcción de la central, un reactor de agua a presión PWR, se inició en julio de 1965 y duró 36 meses, ya que el 31 de marzo de 1968 se realizó la prueba funcional en caliente. En junio de ese mismo año se hizo la carga del núcleo y su primera criticidad. Los primeros kilovatios-hora de origen nuclear se lanzaron a la red española el 14 de julio de 1968 y, desde entonces, se inició un aumento escalonado de potencia que llevó a la explotación comercial de la central.

Zorita fue un hito tecnológico al tratarse de la primera central nuclear española

Cese de actividad

La operación de la central, localizada en Almonacid de Zorita, Guadalajara, se caracterizó por un funcionamiento estable y carente de incidencias. Hasta el final de su vida operativa (30 abril 2006), la central mantuvo el cumplimiento de su objetivo fundamental de producir electricidad realizando siempre una operación segura y fiable de la planta.

José Cabrera produjo electricidad a lo largo de casi 38 años. Durante ese tiempo, contribuyó a evitar la emisión de 32,37 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera y, a lo largo de los años, sumó una producción total de 36.515 millones de kilovatios hora, equivalente al consumo eléctrico anual de 25 provincias como Guadalajara. Por otro lado, durante esas casi cuatro décadas de operación, la central proporcionó empleo a 300 trabajadores de forma directa y a otros 6.000 de manera indirecta.

El 30 de abril de 2006, a las 23.31 horas, la central nuclear de José Cabrera, propiedad de la entonces Unión Fenosa, se desconectó de la red en cumplimiento de la orden emitida por el entonces Ministerio de Economía. El 14 de octubre de 2002, este Ministerio, con el informe previo del CSN, había concedido la última renovación de la Autorización de Explotación hasta el 30 de abril de 2006.

Central nuclear de José Cabrera
Sala de control de la Central nuclear José Cabrera, Almonacid de Zorita, Guadalajara antes de ser desmantelada

Plan de desmantelamiento

Tras la parada de la central, se inició la fase de preparación para su futuro desmantelamiento. Las actividades previas consistieron en en la gestión del combustible gastado (evacuación desde la piscina y traslado al Almacén Temporal Individualizado) y en el acondicionamiento de los residuos de operación. El 11 de febrero de 2010 se trasfirió la titularidad de José Cabrera a la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa) para la ejecución del Plan de Desmantelamiento y Clausura. Desde el comienzo de los trabajos de desmantelamiento, en febrero de 2010, hasta el 31 de diciembre de 2020, se han gestionado aproximadamente 61.119 toneladas de materiales, de las que 10.937 toneladas corresponden a material convencional, 8.157 toneladas a residuos radiactivos de muy baja actividad, 1.705 toneladas a residuos de baja y media actividad y 40.320 toneladas a material desclasificable.

El desmantelamiento de la central de José Cabrera se encuentra avanzado en un 95%

Los principales trabajos acometidos durante 2020 se han centrado en la demolición de edificios y grandes estructuras ya descontaminadas, que protagonizan la fase final del desmantelamiento de la central nuclear alcarreña. Destaca la del edificio de contención de la instalación, comenzada en el mes de octubre. A finales del año 2020 se había retirado cerca del 90% del muro perimetral exterior del mismo. Este edificio -construido en hormigón armado- albergaba la vasija del reactor y el resto de los componentes del circuito primario. Tenía 40 metros de altura -incluyendo la cúpula, que fue retirada durante 2019- y un espesor de pared de 90 centímetros, que estaba recubierta en su interior por un liner continuo de acero.

Para más información puedes consultar la web de Enresa.

Central nuclear de José Cabrera
Central nuclear de José Cabrera al inicio del desmantelamiento
Central nuclear de José Cabrera
Central nuclear de José Cabrera en fase de desmantelamiento