Individualized Temporary Storage (ITS)
Nuclear power in Spain

Individualized Temporary Storage (ITS)

El Gobierno español, por exigencia del Congreso de los Diputados y con la aprobación del VI Plan General de Residuos Radiactivos en junio de 2006, anunció que España dispondría de un Almacén Temporal Centralizado (ATC) en superficie para almacenar los residuos radiactivos de alta actividad y el combustible gastado de las centrales nucleares españolas. En la actualidad, estos residuos se almacenan y vigilan en las propias centrales nucleares.

El ATC es una instalación industrial diseñada para guardar en un único lugar el combustible irradiado y los residuos radiactivos de alta actividad que se producen en España

El 29 de diciembre de 2009 el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio abrió la convocatoria para la selección de municipios candidatos a albergar el ATC. Catorce municipios respondieron a esta candidatura. El Gobierno de España anunció el 30 de diciembre de 2011, tras su aprobación en el Consejo de Ministros, que el municipio de Villar de Cañas en Cuenca era el candidato elegido para albergar el Almacén Temporal Centralizado. A principios de septiembre de 2014 Enresa sacó a concurso la obra civil principal del ATC.

El ATC es una instalación industrial diseñada para guardar en un único lugar el combustible irradiado y los residuos radiactivos de alta actividad que se producen en España. Gestionar los residuos radiactivos mediante una instalación como ésta es la solución que han adoptado la mayoría de los países desarrollados.

En la actualidad, España dispone de experiencia, tecnología y recursos para llevar a cabo este proyecto

Físicamente es una instalación industrial de unas dimensiones aproximadas de 283 x 78 x 26 metros. El emplazamiento completo ocupará 13 hectáreas. Consta de cinco espacios principales que reúnen en el mismo recinto el proceso integral para la gestión de estos materiales. La tecnología empleada asegura el confinamiento mediante una ventilación por bóvedas y un aislamiento de hormigón.

En la instalación, los residuos radiactivos se reciben, descargan, preparan e introducen acondicionados en cápsulas de acero inoxidable en los tubos de almacenamiento donde permanecerán 60 años. Todo el proceso está automatizado.

En la actualidad, España dispone de experiencia, tecnología y recursos para llevar a cabo este proyecto. Este almacén es similar a otros ya instalados en Europa, concretamente al holandés de Habog (modelo de referencia para el proyecto español).

  • Newsletter

    Subscribe to our newsletter and we will keep you up to date with the latest news in the nuclear field.

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.