Entra en operación Barakah-1, la primera central nuclear de Emiratos Árabes Unidos y del mundo árabe
07 de abril, 2021

Entra en operación Barakah-1, la primera central nuclear de Emiratos Árabes Unidos y del mundo árabe

La Autoridad Federal para Regulaciones Nucleares (FANR) de Emiratos Árabes Unidos (EAU) ha anunciado que la unidad 1 de la central nuclear de Barakah, que en agosto de 2020 se convirtió en la primera en iniciar actividades en el mundo árabe, ha sido conectada a la red eléctrica del país comenzando así su operación comercial.

Se trata de un hito histórico para la consecución del Programa de Energía Nuclear Pacífica de los EAU, que forma parte del proceso para generar electricidad limpia para la nación durante los próximos 60 años y así lo han destacado representantes del Gobierno y la Realeza del país.

La puesta en marcha de Barakah es un hito histórico para un país que apuesta por la diversificación energética y la generación eléctrica limpia

El proyecto de Barakah es propiedad de Emirates Nuclear Energy Corporation (ENEC) y será operada por Nawah Energy Company, una empresa conjunta compuesta por ENEC y la Corporación de Energía Eléctrica de Corea (KEPCO). Su construcción comenzó en julio de 2012 y comprende cuatro reactores APR-1400.

La central nuclear de Barakah aportará el 25 % de la electricidad de los EAU con cero emisiones de carbono y apoyará la diversificación económica del país creando miles de puestos de empleo de calidad mediante el establecimiento de una industria energética nuclear y una cadena de suministro locales.

Barakah contará con 4 reactores que producirán el 25% de la electricidad de EAU y evitará la emisión de más de 21 millones de toneladas de CO2 anuales

Los Emiratos Árabes Unidos, uno de los principales exportadores de petróleo del mundo, han decidido apostar por el desarrollo de la energía nuclear para asegurar el suministro energético del país. Son el primer país del mundo árabe que desarrolla una central de energía nuclear para generar electricidad de manera segura, limpia y fiable.

Una vez esté totalmente operativa, Barakah producirá 5,6 gigavatios de electricidad y evitará más de 21 millones de toneladas de emisiones de CO2 todos los años, el equivalente a eliminar 3,2 millones de coches de las carreteras del país.