Un nuevo detector de partículas de larga vida ayudará a descifrar el Universo
A fondo

Un nuevo detector de partículas de larga vida ayudará a descifrar el Universo

Con el detector CODEX-b que se está construyendo en Galicia se abre un nuevo capítulo en la comprensión de la materia y las leyes que gobiernan el cosmos.

EL IGFAE y el CERN

El Instituto Galego de Física de Altas Energías (IGFAE), un centro mixto de la Universidad de Santiago y la Xunta de Galicia, es uno de los muchos colaboradores del CERN, el laboratorio europeo para la investigación nuclear ubicado en Ginebra. En el CERN se estudia la física de partículas utilizando diversos experimentos de gran complejidad. El más importante de estos experimentos es el gran colisionador de hadrones, Large Hadron Collider (LHC).

Como explica el IGFAE, el LHC consiste en un túnel de 27 km en el que los protones chocan a casi la velocidad de la luz. Alrededor de esas colisiones se sitúan diversos detectores que funcionan como inmensas cámaras de fotos para capturar el resultado de cada colisión. Estas cámaras, aunque representan los últimos avances tecnológicos, no siempre son capaces de capturar todo lo que sucede en las colisiones y pueden llegar a perder detalles. Cuando los protones chocan en el acelerador, las partículas “vuelan” entre unos milímetros y varios metros antes de desaparecer, pero los detectores existentes son incapaces de capturarlas y reconstruir su trayectoria.

El Instituto Galego de Física de Altas Energías colabora con el CERN, donde se encuentra el mayor colisionador de partículas del mundo, el Large Hadron Collider

Partículas de larga vida

Una de las misiones fundamentales de estos experimentos, continúa el comunicado del IGFAE, es encontrar fenómenos nuevos o imprevistos que puedan ayudar a entender mejor algunos de los misterios del Universo, como las partículas de larga vida (Long- Lived Particles o LLP), un tipo de partículas especialmente escurridizas cuya existencia predicen diversos modelos teóricos y que ahora podrían estar un paso más cerca de ser detectadas gracias a CODEX-b.

Con este fin está previsto instalar CODEX-b junto a LHCb, uno de los gigantescos detectores de partículas del Large Hadron Collider.

El detector de partículas LHCb
El detector de partículas LHCb (Imagen: CERN)

La detección de partículas de larga vida nos podrá ayudar a entender mejor algunos de los misterios del Universo

CODEX-beta

Como paso previo a CODEX-b, el equipo del IGFAE ya está construyendo el modelo CODEX- beta, una versión más pequeña y barata del experimento que se espera finalizar en los próximos dos años. Su objetivo será medir los fondos, hacer análisis preliminares y demostrar que la tecnología de detección de CODEX-b es factible.

codex b en el cern
Plano de la futura ubicación de CODEX-b dentro del LHCb en el CERN (Imagen: CERN)

Nueva Física a nuestro alcance

Según Xabier Cid, coordinador de la física de CODEX-beta, “una de las lecciones que hemos aprendido en los 10 años que lleva funcionando el LHC es que no deben tenerse preconceptos y ser lo más abiertos posibles de cara a analizar los datos de las colisiones. La Nueva Física, no prevista en el Modelo Estándar, puede estar a nuestro alcance y no debemos dejar ningún rincón sin explorar”.

Según el Instituto Galego de Física de Altas Energías, CODEX-b es una de las propuestas más prometedoras para encontrar las partículas de larga vida o descartar su existencia en los próximos 10 años. Descubrir una partícula de larga vida cambiaría nuestro concepto de la naturaleza más fundamental, y enlazaría directamente con algunas de las cuestiones más importantes de la física actual: ¿Cuál es el origen de nuestro Universo? ¿Cómo podemos explicar su composición actual?

En palabras de Xabier Cid en el vídeo de presentación del proyecto, “descubrir una partícula nueva de larga vida sería revolucionario, y podría cambiar la concepción del universo actual en cuestiones tan profundas como la naturaleza de lo más pequeño o la composición origen del mismo”.

El descubrimiento de estas partículas podría ayudarnos a descifrar la naturaleza de lo más pequeño o la composición original del Universo

Fuente: IGFAE

Partículas de larga vida: una nueva vía para descifrar el universo