¿Qué importancia tiene el torio en Venezuela frente al uranio?
Preguntas y respuestas

¿Qué importancia tiene el torio en Venezuela frente al uranio?

El torio es un elemento químico, de símbolo Th y número atómico 90. Es un elemento de la serie de los actínidos que se encuentra en estado natural en los minerales monazita, torita y torianita. En estado puro es un metal blando de color blanco-plata que se oxida lentamente, convirtiéndose en gris y finalmente en negro. Si se tritura finamente y se calienta, arde emitiendo luz blanca.

Durante los últimos 40 años ha habido un interés en la utilización del torio como combustible nuclear, ya que es más abundante en la corteza terrestre que el uranio

Se estima que mundialmente hay cerca de 12 millones de toneladas de torio; dos tercios de los cuales se encuentran en depósitos de arenas minerales pesados en las costas sur y este de la India. Hay depósitos importantes en varios países más: Australia, Brasil, Canadá, Egipto, Estados Unidos, Groelandia, India, Noruega, Rusia, Sudáfrica y Venezuela.

Durante los últimos 40 años ha habido un interés en la utilización del torio como combustible nuclear, ya que es más abundante en la corteza terrestre que el uranio. Además, todo el torio extraído es potencialmente utilizable en un reactor, en comparación con el 0,7% del uranio natural en los reactores existentes actualmente (proporción del isótopo U-235), por lo que puede estar disponible al menos 40 veces la cantidad de energía por unidad de masa (sin recurrir a los reactores de neutrones rápidos). Sin embargo, esta ventaja es casi nula si los reactores de neutrones rápidos se usan para el uranio.

La tecnología para utilizar el torio como combustible nuclear está en desarrollo. Actualmente, hay investigaciones sobre la posible utilización en India, Estados Unidos, Rusia y Canadá.

Es significativo que el U-233 es más efectivo que el Uranio-235 y el Plutonio-239, debido a su mayor producción de neutrones por neutrón absorbido

Para poder aprovechar la radiactividad del torio como fuente de energía, habría que transformar el Th-232 en U-233. Esta conversión puede llevarse a cabo en reactores especiales (reactores rápidos y reactores subcríticos), en los que en comparación con el combustible nuclear de uranio, se produce menos plutonio y otros elementos transuránicos.

En los reactores rápidos, lo que ocurre es que el Th-232, no fisionable, absorbe neutrones lentos para producir U-233 que sí es fisionable (y de larga duración). El combustible irradiado puede ser descargado del reactor, el U-233 separado del torio y se alimenta de nuevo otro reactor, como parte de un ciclo de combustible cerrado.

Es significativo que el U-233 es más efectivo que el Uranio-235 y el Plutonio-239, debido a su mayor producción de neutrones por neutrón absorbido. Sin embargo, es necesario, para el ciclo con el torio, algún otro material fisionable (U-233, U-235 o Pu-239) como conductor que inicie la reacción. El elemento conductor proporciona todos los neutrones al principio, pero progresivamente se va utilizando el U-233 que se forma a partir del torio. No obstante, esto también es una desventaja, debido a que el producto intermedio, Protactinio-233 (Pa-233) es un absorbente de neutrones disminuyendo el rendimiento del U-233.

Bibliografía relacionada

En el Libro Rojo del Uranio, “Uranium 2018: Resources, production and demand”