Técnicas nucleares para reciclar plásticos y fomentar la economía circular
A fondo - 17 de junio, 2022

Técnicas nucleares para reciclar plásticos y fomentar la economía circular

La contaminación por plásticos es uno de los mayores problemas medioambientales de la actualidad.

Según el informe The New Plastics Economy, de la Fundación Ellen MacArthur, en 2025 el océano contendrá una tonelada de plástico por cada tres toneladas de peces y en 2050 podría haber más plástico que peces. Los vertederos, siempre abarrotados de residuos plásticos, son una grave amenaza ecológica para los ríos, las aguas subterráneas y los océanos.

La tecnología nuclear puede ayudar a convertir los residuos plásticos en materias primas y, de esa manera, fomentar una economía circular más sostenible y con más aprovechamiento de las materias primas.

Un estudio revela que, a este ritmo y si no se toman medidas, en 2050 podría haber en los océanos más plásticos que peces

Reciclaje de plásticos tradicional

Por lo general, las operaciones de reciclaje de plásticos no utilizan radiación y, si bien son muy útiles, solo sirven para productos con requisitos técnicos menos exigentes, como por ejemplo sillas escolares.

Técnicas nucleares para reciclar plásticos y fomentar la economía circular

Los residuos plásticos suelen ser plásticos mixtos, en su mayoría residuos domésticos como empaquetados de un solo uso. Al ser una mezcla de varios tipos de plásticos con distintas propiedades, son muy difíciles de reciclar.

Técnicas nucleares para reciclar plásticos y fomentar la economía circular

Para reciclar plásticos mixtos, primero se limpian y trituran y después se mezclan en distintas proporciones (plásticos blandos y duros) junto con una base de aluminio para controlar la densidad del producto final. Esta mezcla se introduce en un extrusor, donde se funde y homogeneiza a una temperatura de entre 150 y 200 grados Celsius (lo suficientemente alta como para fundir el plástico, pero no tanto como para degradarlo). Así se limita la liberación de gases tóxicos.

Pero las propiedades de este producto final son limitadas y solo sirve para crear productos básicos.

Reciclaje de plásticos mixtos con radiación

Si el plástico reciclado tuviera mejores propiedades termomecánicas, es decir, más plasticidad, las posibilidades serían mucho mayores. Se abrirían una demanda y un mercado para el plástico reciclado por radiación a nivel industrial, lo que a la vez reduciría la demanda de plásticos vírgenes.

La radiación puede aumentar las propiedades termomecánicas de los plásticos mixtos reciclados. Esto genera un abanico de posibilidades de reutilización del plástico mucho más amplio y versátil.

En el Instituto de Investigación Nuclear de Filipinas (PNRI) de Davao, al sur del país, y con la ayuda del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), se ha puesto en marcha un programa especial de reciclaje de plásticos con técnicas de radiación nuclear.

El OIEA ha puesto en marcha un programa de reciclaje de plásticos con técnicas de radiación natural

Primero se introducen pequeñas bolitas de plástico en un contenedor. El contenedor se coloca en un dispositivo de irradiación pequeño con auto protección (a escala industrial se necesitarán dispositivos más grandes).

Técnicas nucleares para reciclar plásticos y fomentar la economía circular

Las bolitas de plástico se irradian hasta recibir una dosis óptima predeterminada. Durante la irradiación los polímeros del plástico se vuelven más reactivos, lo que quiere decir que cuando el plástico se funda, se producirán cambios estructurales en los polímeros, y también será más fácil mezclar los diferentes componentes que se encuentran en los residuos.

Estas bolitas irradiadas se mezclan con el plástico mixto triturado y, a continuación, se realizan los mismos pasos de extrusión y fundición del plástico, solo que esta vez con el añadido de fibras naturales modificadas por la radiación.

Una vez homogeneizado y fundido, el plástico se introduce en agua fría para enfriarlo y, a continuación, se introduce en una máquina que lo corta en piezas muy pequeñas. El resultado es un plástico mucho más resistente que mantiene su rigidez y dureza originales.

Estas virutas de plástico están listas para una amplia variedad de usos, incluso productos de alto valor añadido como materiales de construcción y piezas mecánicas.

El resultado de la irradiación de los residuos plásticos es un plástico mucho más resistente que mantiene su rigidez y dureza originales

Técnicas nucleares para reciclar plásticos y fomentar la economía circular

Una vez se haya adaptado esta tecnología a escala industrial, será de gran ayuda para fomentar una economía circular y mantener las playas y océanos de Filipinas más limpios.

En un futuro, la técnica se podrá implantar en muchos otros lugares para ayudar a cuidar el medio ambiente y reducir la contaminación por plásticos.

Fuente: Miklos Gaspar (OIEA)