Jun 24, 2018

¿Qué es un Almacén Temporal Individualizado (ATI)?

Un Almacén Temporal Individualizado (ATI) es una instalación en la que se almacenan de forma temporal e individualizada –en el propio emplazamiento de una central nuclear y hasta que se produzca su almacenamiento centralizado- los elementos combustibles irradiados generados en la operación de una central nuclear para la producción de electricidad.

Gestión de residuos

La gestión de los residuos radiactivos permite proteger a los seres humanos y al medio ambiente de las posibles consecuencias perjudiciales de la radiación.

En España, los residuos radiactivos se clasifican en dos tipos diferentes: residuos de muy baja, baja y media actividad, y residuos de alta actividad.

Los residuos de muy baja, baja y media actividad se almacenan en España en el centro de almacenamiento de El Cabril, en Córdoba.

Los residuos de alta actividad consisten, principalmente, en el combustible irradiado o gastado generado en el proceso de fisión que se lleva a cabo en los reactores nucleares para producir electricidad. Para su gestión, es preciso que existan instalaciones temporales –en húmedo y/o en seco- en las que pierda parte de su energía residual y de su actividad antes de ser depositado en un almacenamiento definitivo.

 Elemento combustible

Elemento combustible

Inicialmente, el combustible irradiado se almacena en húmedo, de forma temporal, en piscinas diseñadas para ello dentro del edificio del reactor de la central nuclear. Todas las centrales nucleares cuentan con estas piscinas.

Piscina combustible gastado
Piscina de combustible

Si se completa la capacidad de almacenamiento de estas piscinas, se procede a almacenar el combustible irradiado en un Almacén Temporal Invididualizado (ATI) en la propia instalación de la central, en contenedores en seco.

Muchas centrales nucleares europeas y del mundo tienen ATIs. En España en la actualidada hay tres ATIs en operación en las centrales nucleares de Trillo, Ascó I y II y José Cabrera (central en proceso de desmantelamiento).

ATI Zorita
ATI de Zorita

La central de Almaraz (con dos unidades) y la de Santa María de Garoña (en pre-desmantelamiento) han finalizado la construcción de los suyos, y la central de Cofrentes prevé Inicio la construcción del suyo en 2018.

El ATI de Trillo

La central nuclear de Trillo cuenta desde 2002 con un Almacén Temporal Individualizado después de que completara la capacidad de almacenamiento de su piscina.

El ATI de Trillo consta de una nave de planta rectangular, con dimensiones exteriores de 80,8 m x 43,5 m x 21,7 m. Queda dividido por un muro de blindaje (6,5 m de altura) en dos áreas, una para el almacenamiento de los contenedores y otra para acceso.

 ATI Trillo
ATI de Trillo

A 31 de diciembre de 2017 se encuentran almacenados 32 contenedores con un total de 672 elementos combusibles, lo que supone un grado de ocupación del 40 %.

El ATI de José Cabrera

Como consecuencia del cierre programado de la central nuclear de José Cabrera en abril de 2006, la primera central nuclear que se construyó en España, esta instalación dispone de un Almacenamiento Temporal Individualizado.

El ATI era una de las acciones principales a desarrollar entre ls actividades preparatorias para el desmantelamiento de la central. Para iniciar cualquier desmantelamiento es requisito previo el vaciado de las piscinas de combustible irradiado.

La construcción del ATI de José Cabrera finalizó en 2008. Consiste en una losa de hormigón de 40 m x 10 m y más de un metro de espesor, situada a unos 200 metros del edificio de contención de la central. Tiene almacenados 12 contenedores con un total de 377 elementos combustibles irradiados, generados durante toda la vida operativa de la central.

El ATI de Ascó

En mayo de 2013 empezó a operar el Almacén Temporal Individualizado para las dos unidades de la central de Ascó.

Este ATI dispone de una superficie útil aproximada de 20.000 m2. Está formado por dos losas sobre las que se pueden depositar hasta 32 contenedores. Cada uno de ellos albergará un máximo de 32 elementos. Estas losas son estructuras de hormigón armado, diseñadas a prueba de sismos, con unas dimensiones nominales de 40,23 m x 19,97 m x 61 cm de espesor.

A 31 de diciembre de 2017 se encontraban en el ATI de Ascó seis contenedores con 192 elementos combustibles de la unidad I y siete contenedores con 224 elementos combustibles de la unidad II, almacenados en las respectivas losas de cada unidad.

En definitiva, los Almacenamientos Temporales Individualizados que almacenan el combustible irradiado en seco son necesarios tanto para la continuidad de la operación de las centrales nucleares una vez que sus piscinas han saturado su capacidad, como cuando haya que desmantelar las centrales.

Artículo relacionado:

¿Cómo se gestionan los residuos radiactivos?

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros productos y servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al aceptar el presente aviso entendemos que das tu consentimiento a nuestra Política de cookies.

  Aceptar Política de cookies.