Eva Noguero
Voces destacadas - 15 de noviembre, 2022

Eva Noguero

Directora de El Cabril

“El Cabril es el ejemplo de cómo una instalación industrial puede convivir perfectamente con la naturaleza"

Eva Noguero estudió Ciencias Químicas en la Universidad de Córdoba. En 1991 comenzó a trabajar como técnico de laboratorio en Enresa, la empresa pública que gestiona los residuos radiactivos que se generan en España. Desde 2010 dirige el centro de almacenamiento de residuos radiactivos que Enresa tiene en El Cabril.

El centro de almacenamiento de El Cabril localizado en Hornachuelos, provincia de Córdoba, está diseñado para almacenar de forma definitiva los residuos radiactivos de baja y media actividad y los de muy baja actividad que se generan en España.  Gestionado por la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa), este centro está considerado por el organismo regulador estadounidense, la NRC, como una de las mejores instalaciones de almacenamiento de residuos radiactivos del mundo, sirviendo de referencia para centros similares en otros países. En esta entrevista la Directora de este almacén de residuos, Eva Noguero, considera que El Cabril es un servicio público esencial con altos niveles de seguridad avalados por más de tres décadas de experiencia.

El almacén de Cabril cumplió en octubre 30 años de funcionamiento. ¿Qué resaltaría de su gestión y avances tecnológicos en estos años?

Efectivamente, se cumplen 30 años desde que las actuales instalaciones de El Cabril empezaran a funcionar en octubre de 1992. En estas tres décadas El Cabril ha ido adaptando su tecnología, automatizando sus procesos y adecuándose a los tiempos, siempre con un sistema de interposición de barreras entre el residuo y el entorno que ha demostrado su efectividad.

“En estas tres décadas El Cabril ha utilizado un sistema de interposición de barreras entre el residuo y el entorno que ha demostrado su efectividad”

En cuanto a la gestión, también ha sabido adaptarse a lo que la sociedad requería. En 2008 comenzó a funcionar la primera estructura específica para residuos radiactivos de muy baja actividad, que ha permitido la gestión de esta tipología de materiales de forma más eficiente.

El Cabril vista aérea
Vista aérea de El Cabril (Imagen: Enresa)

El almacén de El Cabril es un referente para otros países. ¿Por qué?

Para desarrollar el diseño de El Cabril, desde Enresa se estudiaron las instalaciones de almacenamiento existentes en otros países y se optó por un modelo de almacenamiento que aportaba un gran confinamiento al residuo. Esta apuesta, unida a la perfecta convivencia con un entorno natural de gran valor y a las medidas de seguridad implantadas para la protección de los trabajadores, hacen de nuestra instalación un punto de interés para todos aquellos países que quieren poner en marcha una solución de este tipo.

En una entrevista reciente ha asegurado que “El Cabril está en permanente evolución y adaptándose a las necesidades que existen”. ¿Cuáles son esas necesidades?

En Enresa entendemos El Cabril como un servicio público esencial. Gestionamos los residuos radiactivos de muy baja, baja y media actividad que se generan en España tanto en centrales nucleares como en industrias, centros de investigación u hospitales.

“En Enresa entendemos El Cabril como un servicio público esencial”

Siguiendo las previsiones del vigente sexto Plan General de Residuos Radiactivos (PGRR), El Cabril sigue dando respuesta a las necesidades de gestión de estos materiales en España. Así, en el mes de junio, para seguir contando con la capacidad necesaria para residuos de baja y media actividad, Enresa solicitó al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico la solicitud de la autorización de modificación de diseño para la construcción de una nueva plataforma que permitirá seguir dando respuesta a las necesidades de los españoles.

¿En qué punto se encuentra este proceso?

La solicitud presentada se encuentra actualmente en fase de evaluación y esperamos poder contar con la autorización que nos permita abordar su construcción en torno a 2024 e iniciar el almacenamiento de residuos en 2028, tal y como establece el sexto PGRR.

¿Qué tipo de residuos llegan a este almacén y de dónde proceden mayoritariamente?

A El Cabril llegan residuos de muy baja, baja y media actividad que se producen en España. El mayor volumen corresponde a las centrales nucleares, pero hay más de 1.200 instalaciones radiactivas en toda España que también generan este tipo de residuos en el ámbito industrial, hospitalario o de investigación.

“El Cabril almacena residuos de muy baja, baja y media actividad de 1.200 instalaciones radiactivas existentes en España”

¿Podría explicarnos brevemente cómo se tratan y acondicionan este tipo de residuos hasta que llegan a El Cabril?

Los residuos radiactivos de baja y media actividad que llegan a El Cabril se reciben, en su mayoría, ya acondicionados. Una vez en el centro, se introducen en contenedores de hormigón donde son inmovilizados con mortero. Estos contenedores se depositan en las celdas de almacenamiento que son cerradas mediante una losa de hormigón que se construye in situ, una vez completas.

Residuos de muy baja, baja y media actividad
Gestión de residuos radiactivos de baja y media actividad

Los residuos de muy baja actividad, que en su mayoría proceden del desmantelamiento de centrales nucleares, se almacenan en distintos tipos de embalajes y son depositados directamente en celdas específicas, construidas para este tipo de residuos.

¿Y cómo se gestiona y vigila esta instalación y sus residuos almacenados?

Cada paso del proceso está controlado y vigilado. La instalación dispone de un sistema de vigilancia de la radiación que suministra información en continuo de los niveles de radiación y contaminación de las áreas donde pueden localizarse residuos, las plataformas de almacenamiento cuentan con una red de tuberías que permite la recogida y control de posibles infiltraciones o lixiviados que pudieran producirse, los almacenes temporales de residuos son inspeccionados regularmente, etc.

Por otro lado, el programa de vigilancia radiológica ambiental establecido y que contempla la toma de más de 1.000 muestras anuales de aire, alimentos, sedimentos, vegetación… pone de manifiesto que las condiciones radiológicas del entorno no se han visto modificadas por la operación del centro.

“El programa de vigilancia radiológica pone de manifiesto que las condiciones radiológicas del entorno no se han visto modificadas por la operación de El Cabril”

¿Qué percepción se llevan los visitantes que conocen esta instalación?

Cada año más de 3.000 personas visitan la instalación y pueden comprobar con sus propios ojos cómo realizamos este servicio público. Abrir las puertas de El Cabril es nuestra mejor carta de presentación.

Recientemente hemos inaugurado un nuevo centro de información que refuerza esta visita tan necesaria para poder conocer en detalle la solución que tenemos todos los españoles para la gestión de estos materiales.

¿Y la población del entorno?

Con el entorno tenemos una relación muy cercana. Además de tener nuestras puertas abiertas, como ya he comentado anteriormente, la implicación de Enresa va mucho más allá. Los municipios del entorno reciben unas asignaciones estipuladas por orden ministerial que les permiten contar con recursos para su desarrollo y también colaboramos en proyectos de cofinanciación que generen nueva actividad económica.

¿Qué les diría a quienes afirman que no existen soluciones y que la gestión de los residuos radiactivos no es segura?

Desde aquí les invito a venir y conocer la instalación. Enresa se ocupa de la gestión de estos materiales y, tras más de tres décadas de experiencia, podemos sentirnos muy tranquilos y seguros.

En referencia a los residuos de muy baja, baja y media actividad que llegan a El Cabril, ¿qué aspectos relevantes se incluyen en el VII Plan General de Residuos Radiactivos, ahora en trámite?

En este ámbito el Plan continúa con las previsiones recogidas en el sexto Plan. Estamos trabajando para contar con capacidad adicional para residuos de baja y media actividad en 2028, tal y como estaba previsto.

¿Y respecto a los residuos de alta actividad o el combustible gastado en las centrales? Ha afirmado que no se almacenarán en El Cabril.

No. El Cabril está diseñado para el almacenamiento de residuos de muy baja, baja y media actividad. Por su diseño no puede almacenar otro tipo de residuos radiactivos. No está autorizado para ello.

“El Cabril está únicamente diseñado para el almacenamiento de residuos de muy baja, baja y media actividad”

¿Qué visión tiene del futuro nuclear en España y en el mundo?

Enresa seguirá gestionando los residuos radiactivos y cumpliendo con la previsión que marcan nuestros planes. El futuro del mix energético es algo que no depende de nosotros.

¿Cómo se siente trabajando en un entorno tan único como la sierra Albarrana?

Es un privilegio trabajar en este maravilloso entorno natural. El Cabril es el ejemplo de cómo una instalación industrial puede convivir perfectamente con la naturaleza.

¿Qué le gustaría añadir?

Sólo quiero aprovechar estas líneas para felicitar de nuevo a todos los trabajadores actuales y pasados que han permitido escribir esta historia de éxito que es la de El Cabril en estos 30 años. Muchas gracias.

Más Voces destacadas

Heather Hoff y Kristin Zaitz
13 Oct 2022 Heather Hoff y Kristin Zaitz Fundadoras de Mothers for Nuclear

“La energía nuclear beneficia a la humanidad y el medio ambiente"

Ver más
Pablo Rodríguez Fernández
13 Sep 2022 Pablo Rodríguez Fernández Científico investigador del MIT

“¿Mi sueño? Encender la luz y que proceda de una planta de fusión"

Ver más
  • Newsletter

    Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos al tanto de las últimas novedades en el ámbito nuclear.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.